7 beneficios de leer

¿Eres una persona apasionada de la lectura? ¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los beneficios que obtienes al pasar horas y horas leyendo? ¿Es solo una cuestión de placer y entretenimiento o hay algo más detrás de ello? A continuación descubrirás cuáles son los beneficios que tiene la lectura, de esta manera podrás aprovecharla mucho mejor.

La lectura es más que aprender nuevas palabras. Es una habilidad que alimenta el cuerpo física y mentalmente, además, nos abre las puertas a miles de mundos en los cuales nuestra imaginación puede volar sin siquiera movernos de nuestra habitación.

Fortalece el cerebro

El ejercicio es fundamental para que cada parte de nuestro cuerpo se mantenga saludable y en óptimo funcionamiento y esto aplica también a nuestro cerebro. La única diferencia es que no podemos hacer ningún movimiento que lo flexione, estire o movilice, siendo la actividad mental lo único que podemos usar para ejercitarlo.

Chico leyendo en la playa
Leer te convierte en alguien inteligente y… ¡mucho más!

La lectura nos obliga a tener que recordar escenarios, personajes y situaciones para poder seguir el hilo de las historias. Esto es muy importante porque estimula la actividad mental, es decir, que ejercita nuestro cerebro.

Numerosas investigaciones han determinado que la lectura tiene tanta incidencia sobre la salud mental que incluso puede ayudar a las personas que padecen enfermedades graves como Alzheimer o demencia. Según los profesionales, la lectura hace que el cerebro se mantenga activo, mejorando su potencia y capacidad.

Mejora la concentración

Este es uno de los efectos que conseguimos al ejercitar la masa encefálica con un poco de lectura regularmente.

Nadie puede leer sin enfocarse en los textos para poder comprender lo que dicen, por lo tanto, la concentración es una de las herramientas que utilizamos cuando nos envolvemos en lo que dice un libro o cualquier cosa que estemos leyendo. Lo que quiere decir, que cada vez que inicias una lectura, estás poniendo en práctica la concentración y la capacidad de enfoque de tu cerebro, es decir, que con el tiempo, estarás mejorando notablemente en este aspecto.

Estudiar vocabulario

Cuando un niño aprende a leer y se nutre mentalmente con diferentes libros, revistas o cuentos, comienza a conocer un mundo nuevo de palabras, que poco a poco introduce dentro de su léxico. Este es el poder de la lectura, la alfabetización.

En el caso de los niños, al leer libros regularmente desde una temprana edad, desarrollan un vocabulario más amplio a largo plazo que los niños que no leen libros.

Liberar estrés

Diferentes estudios han confirmado que cuando creamos hábitos que nos ayudan a distraernos de la rutina cotidiana, todo el estrés desaparece y nos relajamos. Además de ello, en función del libro o textos que estemos leyendo, nuestra mente se trasladará a mundos diferentes donde podemos llegar a encontrar soluciones a problemas o consejos de vida interesantes.

Según los expertos, la lectura libera tanto a la mente del estrés que incluso es un gran medio para calmar el cerebro y resolver problemas como el insomnio.

Aumenta la empatía

Los libros que exploran la vida interior de diferentes personajes, son magníficas opciones para aumentar nuestra capacidad de entender los sentimientos de otras personas. Esto se debe a que los libros nos permiten leer historias sobre personajes con “realidades” completamente distintas a las de nuestras vidas y fuera de nuestra perspectiva.

La lectura te ayuda a relacionarte con los demás: «oye encanto, ¿qué libro estás leyendo?»

Cabe destacar que para aumentar realmente el sentimiento de empatía en una persona, no es suficiente una sola sesión de lectura, sino que hay que establecer una rutina de lectura durante varios días a la semana.

Mejora el conocimiento

Cada libro, revista o texto leído es una nueva manera de ampliar nuestros conocimientos generales. Leas lo que leas estás obteniendo información que posiblemente no habías procesado nunca antes en tu cerebro, porque no habías tenido oportunidad de escucharla o verla.

Es por esta razón que las personas que suelen leer con frecuencia, pueden conversar sobre una gran variedad de temas con otros, pues sus conocimientos están más nutridos que los de una persona promedio.

Ayuda a mejorar habilidades de comunicación

Precisamente porque la lectura da el poder del “conocimiento”, las personas que la practican con frecuencia tienen más oportunidades de unirse a conversaciones con otro, ya que poseen los conocimientos para opinar sobre distintos temas. Además, su vocabulario de calidad los lleva un escalón por encima con respecto a la comunicación del parlanchín promedio.