¿Es mejor leer en papel o en una pantalla de tinta electrónica?

Leer no es nada nuevo para la humanidad. Es una práctica que se lleva a cabo desde hace miles de años, que surgió cuando hizo su aparición la escritura dentro de las civilizaciones antiguas. Con el pasar del tiempo, aunque su principio sigue siendo el mismo, la forma en que leemos ha cambiado un poco. De tallar historias sobre las paredes de cavernas, empezamos a escribir en papiros, luego apareció el papel y más tarde la tecnología invadió este ámbito. Hoy en día, la mayor parte de nuestra lectura ocurre a través de pantallas digitales, pero ¿esta evolución realmente ha sido para mejorar o para causar problemas en los lectores?

En este artículo conocerás las diferencias de leer en papel o en una pantalla de tinta electrónica para poder determinar cuál es mejor para ti.

¿Cuándo es mejor leer en papel?

Según un estudio realizado en el 2018 por la estructura de investigación interdisciplinar de lectura de la Universitat de València (UV), es más efectivo leer sobre papel que de una pantalla electrónica. Una serie de estudios ayudaron a determinar que las personas suelen comprender mejor los textos de esta manera, lo cual realmente es una verdadera novedad en el mundo de la literatura, donde cada vez son más frecuente las pantallas electrónicas.

Estas conclusiones están descritas en el concepto de la “superioridad del papel”, que en otras palabras, dicta cómo la lectura es más efectiva cuando se ejecuta en papel. Por otro lado, muchos expertos aseguran que la lectura de textos impresos pueden ofrecer una serie de beneficios como los mencionados a continuación.

Memorizar cierta información

La lectura en papel es especialmente recomendada para los lectores de textos informativos que desean memorizar con mayor facilidad. Esto no solo lo afirma el estudio efectuado por la Universidad de Valencia. Numerosos estudios sostienen que los textos en papel hacen que la concentración y memorización sean más altas, lo cual hace que la comprensión de la información sea más fácil.

Más beneficiosa para lectores de papel nativos

Nuestro cerebro “prefiere los textos en papel” sobre todo cuando esta ha sido el formato de lectura que hemos tenido en nuestros primeros años de alfabetización. De hecho, la mayoría de los estudios que se han hecho sobre este tema, han sido en personas que durante sus primeros años de vida leyeron en papel.

Mayor autonomía

Si bien es cierto que las pantallas de tinta electrónica solo consumen energía cuando se produce un cambio de libro o de página, cuando se trata de textos impresos, no requieres ningún gasto de energía eléctrica adicional durante tu lectura.

Sin probabilidades de distracción

Si eres un lector ávido con buenos hábitos de lectura, los textos impresos son una opción más efectiva porque no habrá distracciones multimedia, lo cual ayuda a recordar mejor la información que consumes.

Más opciones de lectura

Este es un punto realmente importante para quienes aman leer con frecuencia y quieren disfrutar de todas las obras literarias que puedan. Muchas de ellas todavía no están digitalizadas y será más fácil conseguirlas en formato impreso.

¿Cuándo es mejor leer en pantalla de tinta electrónica?

En la actualidad, las tablets y pantallas de portátiles o de ordenadores no son las únicas opciones que tenemos para leer textos electrónicos. Ahora existe una opción más actualizada y son las pantallas de tinta electrónica como las que usan los lectores de Kindle.

Estas poseen características especiales, diferentes a las pantallas LCD, pero destacan principalmente en que no dañan la vista, permitiendo la lectura de forma segura.

Lectura en papel cercana
¿Papel o Kindle? ¿Qué prefieres?

También poseen una gran autonomía, que se debe principalmente a que el consumo de energía se produce cuando el panel presenta un cambio; por ejemplo, cuando se cambia de página o de libro. Esto significa que aunque esté encendida no había consumo de energía. Además, las pantallas de tinta electrónica carecen de intensa iluminación, evitando así, el estrés visual.

Entre los textos impresos en papel y estas pantallas hay muchas diferencias. Sin embargo, estas últimas son una opción ideal para quienes buscan las siguientes características.

Mejor portabilidad

Aunque los libros impresos tienen un serie de ventajas sobre las pantallas electrónicas, algo sí es seguro: será más fácil y cómo llevar en la mochila un lector digital, que un enorme libro con cientos de páginas. De hecho, hay algunos lectores de libros con tamaños y grosores muy compactos, lo cual facilita su traslado casi a cualquier lugar.

Menores posibilidades de deslumbramiento

Cuando empezaron a aparecer en el mercado, era necesario usar estas pantallas en escenarios de alta iluminación ambiental. Esto se debía a que estaban diseñadas para evitar el deslumbramiento.

Este es un efecto sobre nuestra vista que se produce cuando estamos en un escenario con baja luz ambiental (por ejemplo, nuestra habitación con todas las luces apagadas) y fijamos la vista en una fuente de luz elevada con gran intensidad (por ejemplo, la pantalla del móvil u ordenador). Cuando se produce esto, el ojo se sobre estimula, enviando una cantidad mayor a la normal de impulsos eléctricos al cerebro. En consecuencia, se produce el estrés visual que provoca diferentes alteraciones en la vista.

Sin embargo, aunque la iluminación LED ha sido incorporada a las pantallas, esta llega hasta nuestros ojos de manera difuminada y atenuada. Por lo tanto, hay pocas probabilidades de que seamos víctimas de deslumbramiento.

Disfruta de una lectura más relajada

Leer en pantalla es más interesante cuando lo hacemos cómo un medio recreativo y no como una manera de memorizar textos informativos. La razón de esto es que no importa las distracciones que se produzcan en pantalla, podrás retomar la lectura nuevamente sin presiones de pasar algún fragmento importante por alto. Es decir, que puedes optar por elegir los lectores electrónicos para disfrutar de tus novelas, poemas y otras obras literarias de ese estilo.

¿Importa si lees en papel o en una pantalla de tinta electrónica?

Como hemos visto, las pantallas de tinta electrónica estan diseñadas con características especiales para permitir la lectura segura, por lo que, desde el punto de vista de salud, no suponen ningún riesgo. Por lo tanto, estas y los textos impresos son una forma de lectura que en este aspecto casi no tienen diferencias.

Sin embargo, decidir cuál es mejor solo depende de la situación particular de cada lector y de sus preferencias particulares. Por ejemplo, quienes usan la lectura como medio recreativo no tendrán problemas usando una pantalla de tinta electrónica; mientras quienes tienen textos informativos por leer (seguramente con fines escolares o académicos) podrán aprovecharlos mejor mediante la experiencia de los textos impresos.